En 2013, la impresión 3D era una tecnología innovadora y disruptiva que atraía gran atención mediática, situándose en el punto más alto del Hype Cycle de Gartner. Cinco años después, estas máquinas se han consolidado en el sector industrial, demostrando cada vez más posibilidades a medida en que se desarrollan nuevas tecnologías y crece el abanico de materiales imprimibles.

Aitziber Eizaguirre, responsable comercial de Tumaker, participó el 26 de febrero en el ciclo Desayunos Ideable, explicando las últimas tendencias en estas tecnologías y los avances de la empresa guipuzcoana. “Si antes solo compraban impresoras 3D las grandes empresas y centros tecnológicos, a día de hoy también las pymes las están integrando en sus procesos porque ven que presentan muchas oportunidades a un precio asequible”, explicaba la diseñadora industrial.

Actualmente, la fabricación de impresoras 3D se está enfocando a sectores cada vez más especializados, con máquinas específicas y a la carta en función de las necesidades de cada compañía. “Vemos que la tendencia apunta hacia impresoras de nicho en función de su aplicación” explica Eizaguirre, “en Tumaker realizamos un gran esfuerzo en investigación, creando máquinas a medida para cada cliente en colaboración con las propias empresas”.

La ampliación de materiales imprimibles ha abierto nuevas posibilidades en multitud de sectores industriales, incluyendo tanto la cerámica como la impresión de líquidos y nanopartículas. En este sentido, la compañía guipuzcoana ha creado junto a CIC Nanogune la impresora Novaspider, un equipamiento científico para producir nanofibras y microfibras. También han implementado una tecnología que permite imprimir utilizando directamente pellets, o porciones de material, sin que tenga que ser convertido en filamentos. Esto hace que no haya limitaciones en el uso de materiales para crear piezas complejas.

Tumaker es una empresa especializada en la fabricación de impresoras 3D para el ámbito empresarial y han desarrollado proyectos con compañías como CAF, Mercedes o Grupo Mondragon. Su producto BIGFoot, capaz de imprimir volúmenes de hasta 50 cm3, se ha convertido en la impresora de gran formato más vendida a nivel estatal y actualmente la empresa de Oiartzun está presente en mercados de Europa, Sudamérica y Asia. Desde 2018, cuenta como socio con IT3D Printers, mayorista internacional de tecnología de impresión 3D.

En 2017, Tumaker lanzó Voladd, la primera impresora 4.0 que funciona totalmente en la nube y se controla de manera remota desde cualquier dispositivo. Este modelo está enfocado sobre todo al sector educativo, puesto que no requiere de conocimientos previos para utilizarlo. Recientemente, Voladd fue homologada por Microsoft para ser implementada en su laboratorio de experiencias educativas Microsoft EDULab.

Fuente: SPRI

Comenta:

Comentarios

Categorías: impresión 3-D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *