Print Friendly, PDF & Email

El proyecto de llevar la literatura nacional a los teléfonos móviles y las tabletas fue abandonado por las dos últimas administraciones de la Secretaría de Cultura (SC). 
Los recursos que se invirtieron en las ya existentes, asimismo, han quedado desperdiciados.
Aplicaciones que ya no funcionan, contenido caduco y desaparición total de la oferta de las tiendas en línea son los problemas a los que se enfrentan los usuarios, tanto para sistemas iOS como Android, cuando quieren acercarse a los proyectos echados en marcha hace dos sexenios.

Textos de Octavio Paz, Sor Juana Inés de la Cruz, José Gorostiza y Jorge Cuesta recibieron entonces un tratamiento novedoso, de “literatura aumentada”, para acercarlos a nuevos públicos, pero ya no pueden consultarse.

En total, la inversión perdida asciende a 1 millón 212 mil 400 pesos.

El caso más emblemático es el de la aplicación Blanco, a partir del poema de Paz, cuyo costo total fue de 254 mil pesos y contaba con un diseño e interfaz galardonados, además de textos académicos y lecturas del autor Eduardo Lizalde y Guillermo Sheridan.

De este proyecto subsiste una página en internet, pero los usuarios de iPad que quieran acceder a la aplicación se ven imposibilitados a hacerlo, pues no ha sido actualizada por sus desarrolladores desde 2012, lo que impide tanto nuevas descargas como el uso de quienes ya la tenían.

La aplicación llegó a estar en el primer lugar de descargas en la tienda en línea de iTunes y recibió el premio Startup Awards México.

Otro caso idéntico es el del poema Muerte sin fin, de José Gorostiza, por el que se pagaron 213 mil 500 pesos y que ya tampoco se puede descargar y utilizar.

Pasa lo mismo con una aplicación a partir de textos de Sor Juana Inés de la Cruz, cuya falta de mantenimiento impide su uso y que tuvo un costo que no se revela en los documentos del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) a los que tuvo acceso este diario.

De esa serie de aplicaciones para iPad, de acuerdo con un inventario de la administración del Conaculta de 2006 a 2012, ya ni siquiera puede encontrarse en línea una versión de Visión de Anáhuac, de Alfonso Reyes, con un costo de 225 mil pesos.

La única aplicación que funciona de esa generación es una sobre los poemas de Nezahualcóyotl, con una interfaz envejecida y sin contenido reciente.

Los usuarios con dispositivos Android tampoco pueden hacer uso ya de las aplicaciones diseñadas para este sistema operativo.

De acuerdo con el extinto Conaculta, las aplicaciones sobre los poemas Canto a un dios mineral, de Jorge Cuesta, y Piedra de sol, de Octavio Paz, tuvieron un costo 141 mil y 378 mil 900 pesos, respectivamente.

Ninguna de estas puede ya encontrarse en la PlayStore. La de Paz, según el documento con el precio, tendría una versión también para iOS que tampoco se halla en la tienda de iTunes.

Hasta ahora, la administración actual de la SC no ha informado si seguirá con este proyecto literario de su predecesora.

Y desatienden otros proyectos

Además del proyecto literario que se abandonó, la Secretaría de Cultura ha dejado caer también otras tres aplicaciones, de las 25 desarrolladas para sistemas iOS.

Actualmente, la oferta de aplicaciones está mayormente constituida por aquellas diseñadas para niños desde el programa Alas y Raíces, todas en operación.

No obstante, la aplicación INBA Cartelera, un desarrollo interno de la dependencia para mostrar sus actividades al público, fue actualizada por última vez hace un año y ya no funciona.

A diferencia de la aplicación México es Cultura, que concentra la cartelera de toda la Secretaría, la del INBA permitía ver únicamente los eventos del instituto, divididos por disciplina, sin saturación de información.

Otra aplicación que ha dejado de funcionar es México es Teatro, actualizada por última vez hace seis años y que permitía consultar la cartelera de teatro institucional y artículos de la historia del teatro, además de un directorio de profesionales y un glosario de términos teatrales.

Asimismo, dejó de funcionar una aplicación para iPad basada en la música de José Pablo Moncayo, desarrollada en 2012 para conmemorar el centenario del compositor del Huapango.

Fuente: 

Francisco Morales V. y Erika P. Bucio, F. M. (2019, 21 octubre). Olvidan apps de literatura. Recuperado 22 octubre, 2019, de https://www.reforma.com/libre/acceso/accesofb.htm?urlredirect=/olvidan-apps-de-literatura/ar1795589

Categorías: Apps

0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *