El cambio vertiginoso que está ocurriendo en los nuevos paradigmas del conocimiento como del desarrollo científico-tecnológico y de innovación, se verifican en una fusión de alto impacto en todas las actividades humanas, pero a su vez está ensanchando la brecha entre usuarios y creadores de ciencia y tecnología, acelerando el crecimiento de la pobreza y la desigualdad.

La complejidad de este contexto tiende a incrementarse, las alternativas surgirán, sin lugar a dudas, del talento social, es por ello que hoy más que nunca las universidades públicas son indispensables para la sociedad y el Estado, la humanidad ha superado todas sus adversidades vía el desarrollo y aplicación del talento, en el siglo XXI no será la excepción.

La Universidad Pública está más allá de la colonización por la lógica de la ganancia, donde algunas universidades fueron seducidas por el dinero de las empresas trasnacionales, en detrimento de su compromiso con la sociedad que es a quienes se deben.

Hay universidades que mantienen su compromiso social, como la UAEH cuyas sólidas raíces datan de 150 años, fue el 3 de marzo de 1869 cuando se fundó el Instituto Literario y Escuela de Artes y Oficios, inaugurado por el Gobernador de entonces, Juan Crisóstomo Doria. Su lema “Amor, Orden y Progreso” que a la fecha la identifica, se instituyó en su primer reglamento publicado en 1872.

En la segunda década del siglo XX estuvo a punto de ser clausurado, batalla que se ganó con la unidad de sus integrantes, condición por la que logró en abril de 1948, su autonomía, para constituirse en el “Instituto Científico y Literario Autónomo” (ICLA), pero fue el 1º de abril de 1961 cuando por medio del decreto 23 del Congreso Local y el Gobernador, le expidieron la prescripción de “Universidad Autónoma del Estado de  Hidalgo”.

Sin notificación alguna por indicación de la Unidad de Inteligencia Financiera le congelaron, la cuenta bancaria de Credit Suisse  bajo la presunción de lavado de dinero, misma que le fue ya  liberada, pero le congelaron 164 cuentas mediante las cuales paga los salarios de más de 7 mil 500 trabajadores universitarios, entre activos y jubilados, con un efecto multiplicador a más de 30 mil personas, el riesgo es la inmovilidad en el cumplimiento de las funciones normales de la UAEH, afectando también a los más de 60 mil alumnos.

La UAEH realiza el 98% de la Investigación en la Entidad, cuenta con una infraestructura física de 6 Institutos y 9 Escuelas Superiores, así como su presencia en 15 municipios, además cuenta con una infraestructura logística y tecnológica, que incluye al Parque Científico y Tecnológico como al Observatorio Tecnológico, lo descrito hace de la UAEH la más importante en el Estado y una de las 10 mejores del país, con reconocimientos internacionales.

Al impacto negativo en la operación universitaria, súmele usted, el daño moral a la vida institucional de la UAEH, todo ello no es un asunto menor, si hay algo que aclarar que se aclare, si hay alguna responsabilidad, que se aplique la ley, pero tal parece que lo que debiera ser una medida contra los evidentes corruptos, se está cayendo en la espectacularidad sin fundamento, donde se debe actuar con precisión se ve confusión, porque orden y contra orden, es desorden.

El sentido social del actual régimen y la iniciada 4T está bien, pero señalar sin fundamento a una Institución Universitaria de carácter público, es pegarse un tiro en el pie, la educación pública en general, y la educación superior pública en particular, hoy más que nunca, el Estado y la sociedad en general, requieren de las bases de ese nivel de educación, para poder canalizar el bono demográfico hacia el crecimiento económico y al desarrollo sustentable.

Las naciones compiten por tener una mayor capacidad y velocidad de aprender para investigar e innovar, lo cual es necesario para que nuestra economía supere el rezago tecnológico. El carácter público de la Educación Superior no se trata solo de un derecho social, sino de una garantía humana, una nueva forma de enfrentar la desigualdad en el país. ¿Porque la agresión a la UAEH?

Comenta:

Comentarios

Categorías: Artículo OTecH

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *