¿Te imaginas un modelo de comunicación interna en el que pudieras visualizar cuál de tus trabajadores merecería un ascenso o un incentivo económico por su productividad con decisiones basadas en datos?

¿Has considerado las ventajas que traería en el sector educativo la detección de deserción de los alumnos e implementar esquemas para que terminen sus estudios? Estos son algunos ejemplos en donde el Big Data puede beneficiar no sólo a las empresas sino a las ONG y al desarrollo para construir una sociedad con mayores elementos para tomar decisiones ¿y por qué no? también mejorar nuestras experiencias recreativas.

Netflix, la famosa plataforma con cerca de 150 millones de suscriptores, demuestra que no es suficiente con conocer a tus usuarios; es necesario sorprenderlos con un gran producto o servicio y vaya que Netflix sabe muy bien lo que nos gusta, ya que, por medio de algoritmos, logra predecir el contenido que nos es compatible, cuánto tiempo nos lleva completar una serie, y demás hábitos de comportamiento. Todo esto ha resultado de la unión de una parte artística con los negocios. Empresas como Nike, Amazon, Mercadolibre y Uber, son modelos de negocio que se ven favorecidos por el uso de algoritmos y su interpretación, mismos que provienen de técnicas de Big Data.

Una de las piezas fundamentales del Big Data se centra en conjuntar la cultura corporativa con el negocio y la tecnología, por lo que escuchar y entender las necesidades del sector sobre el cual se desarrollará el proyecto no es suficiente. Es necesaria una profunda investigación de tu futuro cliente para diseñar una propuesta de valor personalizada: una arquitectura tecnológica propia con capacidades operativas.

La transformación de las empresas actualmente no sólo necesita de redes sociales, sino de estrategias complementarias que permitan resolver problemas a partir de grandes cantidades de datos, variedad de fuentes de información, diversidad de formatos, extracción de valor, analítica y finalmente, monetización; en donde encontraremos las respuestas si hacemos la pregunta correcta.

De acuerdo con los últimos datos registrados por la consultora McKinsey, una empresa que recopila, almacena, copia y analiza volúmenes de información de gran tamaño mejoraría su margen de operaciones hasta en 60%, debido a que ayudan a impulsar la mejora continua de las organizaciones, así como minimizar los riesgos y crear procesos más eficientes.

Si se pudiera agregar una V más a las características del Big Data, sería Visualización.

A todos los seres humanos nos gustan las historias y será fundamental en los proyectos realizar una presentación dinámica y que sobre todo cuente historias y panoramas que no se habrían imaginado antes nuestros futuros clientes y que, aplicados al marketing digital, traerían grandes resultados.

Por ello, es de vital importancia que las empresas comiencen a darle importancia al Big Data y cómo éste puede ayudarles. Apostar por la tecnología y la innovación hará que los negocios trasciendan, así como trabajar en la conexión con subuyer persona o público objetivo y qué mejor, si es de la mano de expertos que puedan guiarlos en el proceso del manejo de los datos y tú ¿ya sabes cómo sacarle provecho a los datos, tus datos?

Fuente: Forbes

Comenta:

Comentarios

Categorías: Big data

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *