Con esta cola robótica serás más ágil y tendrás mejor equilibrio

Una vez tuviste cola. Entonces eras un embrión, y lucías lo que se conoce como cola vestigial. Ese apéndice, que medía cerca de una sexta parte de tu tamaño, desapareció conforme te desarrollabas. Lo normal es que hayas nacido sin ella. La evolución nos quitó la cola. Quiso que el extremo menos noble de nuestra columna vertebral acabase rematado por un coxis, último vestigio de las colas que sí tenían nuestros antepasados primates. Y un equipo de investigadores japoneses opina que fue un error. (más…)