Según los resultados del informe internacional realizado por la multinacional Sophos,  “The Impossible Puzzle of Cybersecurity”, la mayoría de los ciberataques provienen del phishing. Además, se revela que los responsables de TI actualmente se encuentran sobrepasados por ciberataques provenientes de todas las direcciones y tienen problemas por mantenerse al día en materia de seguridad debido a la falta de experiencia, presupuesto y tecnologías actualizadas.

Los ciberdelincuentes usan múltiples métodos y cargas de ataque para un máximo impacto

El informe de Sophos muestra cómo las técnicas de ataque son diversas y, a menudo, cuentan con múltiples fases, lo que aumenta la dificultad a la hora de defender las redes empresariales. Uno de cada cinco directores de TI no sabe cómo ha sido atacado, y la diversidad de métodos de ataque significa que ninguna estrategia para defenderse es perfecta.

El 53% de los que son víctimas de un ciberataque se ven afectados por el phishing y el 30% por ransomware

“Los ciberdelincuentes están evolucionando sus métodos de ataque y, a menudo, utilizan múltiples cargas para beneficiarse al máximo. Las vulnerabilidades de software son el punto de entrada inicial en el 23% de los incidentes, pero también son utilizados de alguna manera en el 35% del total de los ataques, lo que demuestra cómo se están utilizando las vulnerabilidades en múltiples etapas de la cadena de ataque”, dice Chester Wisniewski, principal research scientist de Sophos. “Las empresas que sólo parchean externamente los servidores críticos son vulnerables a nivel interno y los cibercriminales están aprovechando estas y otras deficiencias en la seguridad”.

El phishing, a la cabeza

El amplio rango, las múltiples etapas y la escala de los ataques de hoy en día están demostrando ser efectivos. Por ejemplo, el 53% de los que son víctimas de un ciberataque se ven afectados por el phishing y el 30% por ransomware. Mientras que un 41% dice sufrir una filtración de sus datos.

Teniendo en cuenta las respuestas, no es sorprendente que el 75% de los responsables de TI consideren como un riesgo para la seguridad prioritario las vulnerabilidades de software, aquellas por no aplicar parches y/o las amenazas de tipo zero-day. El 50% considera un riesgo de seguridad alto el phishing. Y alarmantemente, tan solo un 16% de los directores de TI cree que su cadena de suministro represente un riesgo de seguridad prioritario, por lo que se está dejando expuesto un punto débil extra que los ciberdelincuentes probablemente añadirán a su repertorio de vectores de ataque.

“Los ciberdelincuentes siempre están buscando formas de acceder a las empresas, y ahora los ataques a la cadena de suministro está situándose cada vez más arriba en su lista de métodos a poner en práctica. Los responsables de TI deberían considerar la cadena de suministro como un riesgo para la seguridad prioritario, pero no lo hacen porque creen que estos ataques perpetrados por gobiernos se dirigen a objetivos de alto perfil. Si bien es cierto que los gobiernos pueden haber creado los modelos de estos ataques, una vez que estas técnicas son publicadas, otros ciberdelincuentes a menudo las adoptan por resultar ingeniosas y tener altas tasas de éxito”, dice Wisniewski. “Los ataques a la cadena de suministro empresarial también son una forma efectiva en la que los ciberdelincuentes realizan ataques activos y automáticos, donde seleccionan a una víctima de entre un grupo más grande de objetivos para después acceder activamente a esa empresa específica mediante el uso de técnicas hand-to-keyboard y movimientos laterales, evitando ser detectados y pudiendo llegar a su destino”.

En ciberseguridad faltan experiencia, presupuesto y tecnologías actualizadas

Según la encuesta de Sophos, los directores de TI señalan que sus equipos invierten una media del 26% de su tiempo a gestionar temas de seguridad. Sin embargo, el 86% afirma que podría mejorarse los conocimientos en ciberseguridad, y el 80% quiere un equipo más potente para detectar, investigar y dar respuesta a los incidentes de seguridad. La contratación de talento también es un problema, ya que el 79% dice que les supone un desafío poder reclutar personas con las habilidades que se demandan en ciberseguridad.

Con respecto a los presupuestos, el 66% dice que la inversión en ciberseguridad de su empresa (incluyendo tanto personas como tecnologías) está por debajo de lo que debería ser. Disponer de una tecnología actualizada es otro problema, con un 75% de acuerdo en que estar al día en materia de tecnologías para la ciberseguridad supone un desafío para su empresa. Esta falta de experiencia en seguridad, de presupuestos y de tecnologías actualizadas indica que los responsables de TI están teniendo problemas para responder a los ciberataques cuando deberían poder planificar y gestionar de manera proactiva los siguientes pasos en este sentido.

Fuente: Revista Byte

Comenta:

Comentarios

Categorías: Cibersegurídad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *