México fue parte del equipo internacional que consiguió obtener la primera imagen de un agujero negro. Lo hizo a través del equipo que opera el Gran Telescopio Milimétrico (GTM) Alfonso Serrano, ubicado en el Volcán Sierra Negra, municipio de Atzizintla en el estado de Puebla. 

“Para darles una idea de la complejidad del telescopio, imaginen una cancha de fútbol, la mitad de la cancha es el tamaño del plato, no es un plato completo, sino son muchas piezas pequeñas que cuando uno lo apunta en una dirección se sincronizan todas para tener un error menor a 50 micras”, explicó Leopoldo Altamirano, director General del Instituto Nacional de Astrofísica, durante la conferencia de presentación de la imagen.

El GTM fue uno de ocho telescopios ubicados en distintas latitudes. En Chile el ALMA (Atacama Large Milimeter/ submilimeter Array), el APEX (Atacama Pathfinder Experiment); en España el 30M (IRAM 30-M Telescope). En Estados Unidos el James Clerk Maxwell Telescope y el Submilimeter Array en Hawái; el Submilimeter Telescope en Arizona. En el Polo Sur el South Pole Telescope.

Todos esos telescopios formaron el Event Horizon Telescope (EHT por sus siglas en inglés) y a través de la técnica de la interferometría; es decir, la sincronización de todos para observar un mismo objeto y combinar los datos recopilados en una supercomputadora para obtener una imagen única; consiguieron obtener una impresión de agujero negro en la galaxia Messier 87 (M87) a 55 millones de años luz de la Tierra.

PRIMERA IMAGEN DE UN HOYO NEGRO

 

“Una observación, como si la hubiéramos hecho con un telescopio del tamaño de la tierra, diferentes telescopios girando con la tierra”, explicó Laurent Loinard, Instituto Radioastronomía y Física de la UNAM y presidente del comité de publicaciones del proyecto.

El GTM es actualmente el telescopio más grande de su tipo y está ubicado en la zona central del EHT. Los datos para conformar la imagen se recabaron los días 5, 6, 10 y 11 de abril de 2017, con un equipo de 200 astrónomos para procesar 5 pentabytes de información.

“Esto no es el fin de la aventura, es más bien el principio, es una imagen fabulosa que mucha gente ha querido tener durante mucho tiempo, pero el EHT todavía está creciendo, ya se juntaron tres telescopios más, uno en Groelandia (The Greenland Telescope), otro en Arizona (Kitt Peak 12-Meter Telescope)  y el último en Francia en los Alpes (Noema Observatory), se está trabajando en hacer mejores algoritmos para hacer las imágenes y ojalá y estemos aquí en unos años quizá cinco o diez para presentarles no la primera imagen sino la primera película de un agujero negro”, concluyó en su participación el doctor Loinard.

La primera imagen de un  Agujero negro
Se trata del agujero negro masivo en la galaxia Messier 87 (M87) a 55 millones de años luz de la Tierra, con una masa de 6.5 mil millones de veces la masa del sol y con un horizonte de eventos equiparable al tamaño de nuestro sistema solar. En 2017 también se tomaron imágenes  del Sagitario Estrella A, un agujero negro masivo en el centro de la Vía Láctea, pero de las cuales aún no se termina el procesamiento de datos.

“A 104 años de la publicación de la teoría de la Relatividad General y la predicción matemática de la existencia de una singularidad que puede distorsionar el tapete del espacio-tiempo los científicos del Event Horizon Telescope, lograron comprobar dicha teoría por medio de la captación de la imagen, la foto de la sombra de un agujero negro masivo”, dijo David Hughes,  Director Gran Telescopio Milimétrico, momentos antes de presentar la imagen que festejó la comunidad científica.

“Estamos dando a la humanidad, la primera visión de un agujero negro -una puerta de un solo sentido fuera de nuestro universo”, Sheperd S. Doeleman director del proyecto EHT, Center for Astrophysics / Harvard and Smithsonian.

Fuente: Excelsior

Comenta:

Comentarios

Categorías: Ciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *