El magnífico pájaro del paraíso (Lophorina superba) es famoso por su plumaje negro, tan extremadamente negro que absorbe el 99,95 % de la luz solar de frente (técnicamente el negro absorbe el 99,96 %). Ahora, una nueva investigación publicada en PeerJ revela que no es una sino dos especies diferentes de aves.

Los expertos en fauna silvestre han llamado a la “nueva” especie Vogelkop Superb Bird-Of-Paradise y han cambiado el nombre de la especie más prevalente por el de Greater Superb Bird-of-Paradise.

Después de ver cómo es un Vogelkop y cómo actúa en la naturaleza, hay poco margen para la duda de que se trata de una especie distinta“, dijo en una declaración Ed Scholes, biólogo evolutivo del Proyecto de Aves del Paraíso del Laboratorio de Ornitología de la Universidad de Cornell.

“El baile de cortejo es diferente. Las vocalizaciones son diferentes. Las hembras se ven diferentes. Incluso la forma del macho que se muestra es diferente.”

Las imágenes recogidas por Scholes y Timothy Laman, ornitólogo y fotoperiodista de vida silvestre del Museo de Zoología de la Universidad de Harvard, proporcionan la primera evidencia sólida de que el Vogelkop, que sólo existe en una región del extremo oeste de Nueva Guinea, es una especie completamente diferente (aunque estrechamente relacionada), a la que se encuentra en todos los bosques tropicales de Nueva Guinea.

Las dos aves tienen una apariencia sutilmente diferente. En ambas especies, los machos lucen plumas extremadamente oscuras y marcas de color turquesa casi neón, pero cuando el Vogelkop muestra su plumaje en un intento de cortejar a las hembras cercanas, crea una forma de media luna con una punta afilada y la ilusión de un rostro fruncido. En contraste, la Greater Superb tiene una forma redondeada y la imagen de una cara sonriente.

Scholes y Lamon notaron diferencias en su comportamiento cuando se acercaron a un posible compañero de apareamiento. El Vogelkop no abre completamente su “capa” hasta que la hembra ha avanzado y oscurece a propósito su protector de pecho para enfatizar sus patrones de manchas oculares “parecidas a los faros”.

Esta disposición es excepcionalmente buena para absorber la luz. “La luz golpea la pluma y se dispersa repetidamente dentro de estas cavidades“, dice Dakota McCoy, bióloga evolutiva de Harvard y autora principal del estudio, a Matt Simon de Wired. “Cada vez que se dispersa, se absorbe un poco, así es como se vuelven tan negros.

Las plumas súper negras de las aves del paraíso atrapan entre 10 y 100 veces más que las plumas negras de otras aves.

También hay variaciones en el llamado de apareamiento de las aves y en las rutinas de baile. La canción del Vogelkop es un silbido penetrante, dicen los investigadores, distinto del chillido áspero de la Greater Superb. Su rutina de baile es más suave.

Pero no son sólo los machos. Las hembras también son diferentes. Como con muchas especies, tienden a ser más simples. Ambas tienen alas marrones y un torso a rayas, pero la cabeza del Vogelkop es negra, mientras que la cabeza de la hembra Greater Superb es blanca con una marca marrón alrededor de los ojos (muy parecida a una máscara del Zorro).

Fuente: Ecoinventos 

Comenta:

Comentarios

Categorías: Ciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *