post

La innovación en el terreno de los sistemas para la captación de energía solar no para y, ahora, da un nuevo giro especialmente pensado para quienes no tengan un tejado o una superficie suficientemente amplia para instalar los clásicos paneles fotovoltaicos.

Para ellos, se abre camino desde Italia Storage, una silla solar que, además de servir como asiento, capta y almacena energía suficiente como para alimentar durante una hora una televisión LED/LCD, ocho lámparas de bajo consumo, y un ordenador portátil.

Para lograrlo, esta innovación diseñada por Ri-Ambientando y desarrollada por SIAL, ambas italianas, incorpora una batería de litio que está conectada a pequeños paneles fotovoltaicos que se colocan allá donde lo haga la silla. Esta, además, no solo destaca por su condición de solar, sino que lo hace también por su diseño futurista y por ser 100% italiana.

Así, atractivo estético, funcionalidad y extensión de la energía solar a quienes carecen de un techo sobre el que instalar los paneles se unen en esta propuesta que es, además, versátil. Storage “es un producto que se puede colocar en cualquier balcón, terraza o jardín y que se integra muy bien”, asegura el director de SIAL, Antonio Fischetto, quien incide en la flexibilidad que aporta esta silla para que cualquiera pueda ahorrar energía gracias a las renovables.

Este proyecto, que se suma a otros muy innovadores en este campo, como el suelo fotovoltaico de la española Onyx Solar, o como el papel solar para forrar paredes desarrollado por científicos ingleses, está sin embargo a la espera de dar el salto a la fase de producción. Con este fin, precisamente, los impulsores de la idea han lanzado una campaña de crowdfunding que les permita desarrollar su silla solar.

Entre los fuertes de esta innovación, los impulsores del nuevo producto solar que saldrá a la venta por 590 euros, destacan que la energía captada y almacenada por Storage puede aprovecharse de dos maneras. La primera, con su conexión a la red eléctrica doméstica y, la segunda, con la aportación directa de energía para la recarga de pequeños dispositivos electrónicos.

La cantidad que se recaude con esta campaña se destinará a producir esta silla fotovoltaica pero, además, a innovar sobre ella. De hecho, sus creadores barajan ya novedades para que la silla capte también energía del viento, todo ello, aseguran, “con el deseo de lograr un futuro más verde”.

Fuente: Ecoinventos

Comenta:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *