Print Friendly, PDF & Email

Para garantizar la seguridad de la segunda bitcoin más relevante en el mercado, la empresa Hyperledger puso en funcionamiento una tecnología disruptiva de código abierto conocida globalmente como Blockchain.
El sistema ha sobrepasado sus objetivos iniciales y ha alcanzado otras metas. Esto se ha propiciado gracias a sus potencialidades en materia de inmutabilidad de datos, alta disponibilidad, descentralización y capacidad de resolver conflictos con confianza.

Alexi Massó Muñoz, investigador del Instituto de Criptografía de la Facultad de Matemática y Comunicación (MATCOM) de la Universidad de La Habana, expuso alguna de las aplicaciones que pudiera tener esta tecnología, más allá de las criptomonedas.

“La blockchain está siendo usada internacionalmente para la gestión de historias clínicas de enfermos, el control de medicamentos e incluso para votaciones en procesos electorales, comentó el experto.

El profesor, además, ahondó en las potencialidades de la tecnología para Cuba en un futuro cercano; tema sobre el cual Juventud Técnica profundizará en un próximo artículo.

Por su parte, el grupo de inteligencia artificial de la propia MATCOM reflejó algunos de sus resultados para posibles aplicaciones en materia de algoritmos dedicados a la semántica. El equipo defendió proyectos dedicados a la identificación de noticias falsas (coloquialmente conocidas como fake news) entre otros tópicos.

Las temáticas fueron abordadas en la más reciente edición del Congreso Internacional de Matemática y Computación (COMPUMAT 2019) celebrado por estos días en la Universidad de La Habana.

No obstante, el plato fuerte del evento científico fue la enseñanza de la matemática. Luis Ramiro Piñeiro Díaz, presidente de la Sociedad Cubana de Matemática y uno de los organizadores del congreso, enfatizó en la importancia de debatir respecto al complejo asunto.

“Hemos tenido conferencias en el área de las tecnologías educativas, acerca de la cultura matemática, y otras esferas. Conocer cómo aparecieron los conceptos y teoremas puede servir esta para fomentar la motivación de los estudiantes hacia esta ciencia”, apuntó el académico cubano.

El experto también reflejó la necesidad de impulsar estrategias comunicativas que no devalúen la relevancia de las matemáticas. Cuando un cantante, artista o cualquier paradigma cultural intervienen en un espacio público y se vanagloria de no saber de ciencias es una problemática que debemos saldar.

En el marco de un panel dedicado a las tecnologías educativas, la profesora Idania Urrutia Romaní defendió el criterio de que, cada vez más, es necesario hablar el idioma de los jóvenes para facilitarles el acceso al conocimiento.

Hoy en día, la mayoría de nuestros estudiantes tienen teléfonos inteligentes y existe un alto número de aplicaciones que podríamos usar para hacer trabajos de clases o simplemente para dinamizar el ejercicio de aprendizaje, señaló a Juventud Técnica la también vicedecana de MATCOM.

Fuente: Juvetud Tecnica


0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *