El inicio de un nuevo año, anima siempre el interés de analistas y lectores a aventurar sus pronósticos, particularmente en el tema de la tecnología. Para el 2019, los temas más mencionados fueron la 5G, la afanosa búsqueda por redes más rápidas; el tema de teléfonos inteligentes, particularmente los de pantallas flexibles; la llegada de nuevas opciones para los contenidos en streaming; las pantallas 8K y la Inteligencia Artificial (IA).

La IA es básicamente el desarrollo de programas y sistemas informáticos para automatizar tareas con la interferencia menor por parte de un individuo. La IA está ocupando cada vez más espacios, los consumidores nos estamos encontrando con ella en lugares comunes y nos estamos acostumbrando a utilizarla en nuestros autos, en el hogar y el trabajo, en fin, al grado de que se habla ya en una dependencia tal, que corremos el peligro de desarrollar cerebros obesos.

La IA pronto tendrá un impacto significativo en la industria de las RRPP. Pero la pregunta es: ¿El efecto será una reducción de puestos de trabajo o una mejora del rendimiento? John Bara, presidente de una empresa líder en tecnología de marketing predictivo, cree que Big Data y la IA cambiarán radicalmente la industria de las RRPP de manera positiva.

Las agencias de RRPP están presionadas por las toneladas de datos que manejan y que no logran aprovechar al máximo. La buena noticia, es que la IA ayudará a las empresas de RRPP a procesar estos datos para identificar los patrones de comportamiento de los consumidores y lograr una alta eficiencia en la diseminación de sus contenidos.

Lo que está ya a la vuelta de la esquina es el valor del procesamiento de datos a gran velocidad. Esto permitirá a las organizaciones de RRPP optimizar la forma en la que ofrecen sus servicios. Con una visión mejorada de lo que sus consumidores quieren, los mensajes que se generen serán más sólidos y directos, al grado de que se podrán confeccionar específicamente para un consumidor individual en tiempo real, impactando en mejores resultados debido a que los mensajes les resultan más relevantes.

El contar con datos en tiempo real evitará diseminar contenido indeseable, pero a la vez, la IA ofrece una aportación más: el análisis predictivo. SAS, empresa especializada en IA y analítica predictiva, lo define como “el uso de datos, algoritmos estadísticos y técnicas de aprendizaje automático para identificar la probabilidad de resultados futuros basados en datos históricos. El objetivo es ir más allá de saber qué ha ocurrido para proporcionar la mejor evaluación de lo que ocurrirá en el futuro”.

El análisis predictivo puede identificar diversos tipos de medios, consumidores y oportunidades, lo cual es relevante en un mundo donde la tecnología, las redes sociales y los datos evolucionan constantemente, como también lo hacen las personas y sus opiniones. Los datos que se recopilaron ayer pueden no ser relevantes hoy y con la IA se logra mantener al día los públicos de interés, personas en tiempo real, según las tendencias de la industria y los eventos que se estén llevando a cabo.

Otra notable contribución de la IA, es que puede eliminar las actividades domésticas de la lista de tareas pendientes y permitir que los equipos de relaciones públicas se centren en la creatividad y la conexión con sus audiencias objetivo. Invertir en IA puede mejorar dramáticamente la forma en que se interactúa con las marcas y su audiencia.

Estamos apenas arañando la superficie de la IA para su uso en Relaciones Públicas. Está llegó para potenciar la industria y redimensionar el tiempo. Los profesionales de las relaciones públicas no deben temer la irrupción de la IA; deberían de darle la mejor bienvenida.

Fuente: Merca 2.0

Comenta:

Comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *