Indiscutiblemente los países más desarrollados se distinguen por algunas características como son: su capacidad de trabajo, su cultura, su inversión en investigación y desarrollo, su talento humano y la productividad de sus organizaciones, por mencionar algunas. ¿Cuál de éstas es más importante para asegurar el éxito?, es difícil decirlo pero seguramente éstas y otras tienen un impacto.

Ahora deseo establecer una relación clara y sencilla entre la industria 4.0 y la productividad. En palabras simples, productividad se define como el cociente de lo que sale de un proceso productivo o de servicios entre los insumos utilizados. Si se consideran todos los insumos se habla de productividad total, si consideramos alguno de ellos se habla de productividad parcial, como la productividad de la mano de obra, o de la materia prima o de la energía, o de horas máquina por mencionar algunos en particular.

Sin la intención de ser exhaustivo haré una descripción entre algunos elementos distintivos de la industria 4.0 y su relación con la productividad.

1.- Impresión 3 D nos permite diseñar modelos o prototipos más rápido y con mejor nivel de detalle reflejándose en tiempos más cortos y costos más reducidos para crear nuevos productos o modificar los existentes, esto mejora la productividad.

2.- Internet de las cosas (IoT): da conectividad a cualquier objeto midiéndolo y actuando, lo anterior nos permitiría reaccionar más rápido al detectar fallas o cambios evitando la producción de unidades defectuosas o satisfacer mejor en tiempo y forma a un cliente. Considerando lo anterior, esta capacidad de respuesta más rápida mejora la productividad.

3.- Sistemas Ciberfísicos: sienten y actúan sobre procesos físicos generando avisos. Al igual que en otros casos, estas herramientas nos permiten tener un mejor control de materiales e inventarios para su mejor utilización evitando que se desperdicien, esto traería una mejora en la productividad al reducir la inversión.

4.- Realidad Aumentada: realza la percepción física intensificando la experiencia sensorial con información. Gracias al uso de estas tecnologías podríamos darle seguimiento a nuestros productos y procesos previendo alguna inconsistencia o falla para reaccionar anticipadamente. Esta habilidad también influye en la reducción de unidades o procesos no conformes mejorando la productividad.

5.- Simulación: técnica que nos permite desarrollar modelos que reflejen el comportamiento de productos, máquinas o líneas de producción/servicio bajo diversas circunstancias. Gracias a esto se puede “aprender” sobre los modelos o sistemas simulados para reaccionar mejor y más rápido evitando o reduciendo los errores y costos reales. Estos ahorros en el uso de insumos también mejoran la productividad.

6.- Robótica Colaborativa: mezcla las capacidades de robots, inteligencia y habilidades de las personas. Con esta herramienta podemos hacer sinergias entre diferentes insumos en los procesos productivos y aprovecharlos mejor aumentando la productividad.

7.- Cloud Computing: accedemos a recursos computacionales y espacio desde cualquier lugar y tiempo con mínimo esfuerzo recolectando y realizando análisis de datos más rápida y exhaustivamente para tomar mejores y más ágiles decisiones que reducen tiempos de respuesta o ajustes permitiendo un mejor uso de los recursos y, como consecuencia, aumenta la productividad.

Solo por enfatizar un poco más la relación entre la industria 4.0 y la productividad agrego unos comentarios finales: considerando solamente la automatización, el McKinsey Global Institute, estima un aumento de la productividad global entre 0.8 por ciento y 1.4 por ciento anualmente. Por otra parte, Siemens ha estimado un incremento de hasta 20 por ciento de productividad en las industrias automotriz y cervecera. Finalmente, Luis Ferezin, en su libro, el Muro Digital menciona que en México uno de los principales problemas es la productividad; se trabajan más horas pero son menos productivas.

Concluyendo, claro que existe una fuerte relación entre la productividad y las herramientas o tecnologías de la I4.0, no esperemos más y, ¡a entrarle, produzcamos mejor, que se ocupa!.

Fuente: El Fianciero

Comenta:

Comentarios

Categorías: Industria 4.0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *