Cómo alargar la vida de tus maquinillas de afeitar

¿Cansado de tirar maquinillas de afeitar después de dos usos? Vamos a intentar aprender como podemos alargar su vida y su uso, de manera que podamos reducir nuestra basura, sobre todo plástica. Aunque yo te recomiendo, que si te preocupa de verdad tu basura y el medio ambiente, te pases a las maquinillas de afeitar clásicas o a las eléctricas. Te darán el mismo resultado, reducirás tu basura drásticamente y a la larga ahorrarás dinero.

Las maquinillas de afeitar desechables son cómodas, pero pierden su eficacia en poco tiempo. Duran poco, unos pocos afeitados y tenemos que tirarlas, con gran tristeza para nuestra cartera y para el medio ambiente. La cantidad de maquinillas de afeitar de plástico que se tiran cada día es increíble.

Hay un sistema, que aunque no resuelve el problema, puede servirnos para tratar de aumentar la vida de nuestras maquinillas de afeitar desechables. Todo lo que necesitas son unos vaqueros viejos.

La técnica de los vaqueros.

Hay un método barato. Si es cierto que la durabilidad de las maquinillas de afeitar desechables está condicionada por su afilado y la limpieza de las cuchillas. Para mejorar su afilado podemos usar un tejido áspero y delicado al mismo tiempo como los vaqueros.

Sólo tienes que frotar las hojas de la maquinilla con los vaqueros al menos 20 veces, en la dirección opuesta a la del corte, y ya está. La rugosidad de la tela asegurará que la hoja de afeitar vuelva a estar como nueva. Un poco de alcohol puede ayudarle a completar el trabajo. De esta manera puedes alargar su vida.

Alternativas a las maquinillas de afeitar desechables.

Obviamente la afeitadora eléctrica, pero no a todo el mundo le gusta. Especialmente a aquellos que tienen la piel más sensible o no le gusta un afeitado superficial.

Puedes usar tambien una afeitadora clásica, las que tienen las hojas que usan los barberos profesionales. Una buena elección, pero ten en cuenta que requiere más tiempo y experiencia para evitar cortes.

Afeitado clásico. Imagen: Panint Jhonlerkieat Shutterstock

Cualquiera de las dos opciones es mejor que una maquinilla desechable.

Tambien he visto por la red un accesorio para afilar las cuchillas y eliminar la suciedad. Lo mismo que conseguimos con el vaquero. Si tienes curiosidad puedes buscar por ejemplo Razorpit, un producto fabricado por una empresa danesa fundada en 2008. Se trata de una base de material rígido que limpia y afila las cuchillas y aumenta su eficacia hasta 60 veces, según el fabricante.

Fuente: Ecoinventos

Comenta:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *