Una nueva base para nanoagujas que es flexible y translúcida permite suministrar las dosis exactas de biomoléculas directamente a las células. Esto significa que ocho o nueve nanoagujas de silicio pueden introducir sus puntas dentro de una única célula sin dañarla de forma significativa. Así que ahora será posible utilizar estas nanoagujas para suministrar biomoléculas a células o incluso tejidos de una manera notablemente menos invasiva que mediante procedimientos previos.

Típicamente, los conjuntos de agujas de silicio de esta clase se colocan entre la piel, músculos o tejidos donde suministran las dosis exactas de biomoléculas. Los dispositivos de este tipo disponibles comercialmente suelen estar construidos sobre una oblea de silicio opaca y rígida. La rigidez puede causar incomodidad y no pueden dejarse mucho tiempo en el cuerpo.

El equipo de Chi Hwan Lee, de la Universidad Purdue en West Lafayette, Indiana, Estados Unidos, parece que ha resuelto este problema. Los investigadores han desarrollado un método que permite las transferencia física de nanoagujas de silicio ordenadas verticalmente desde su oblea de silicio original a una estructura de soporte que no solo es flexible sino que también es translúcida, y que por tanto puede asimismo permitir la observación en tiempo real de la interacción entre células y nanoagujas.

El equipo de Lee, que ha contado también con participación de la Universidad Hanyang en Corea del Sur, espera perfeccionar esta estructura de soporte para que actúe como un parche externo fijado a la piel, disminuyendo de ese modo el dolor y la toxicidad asociados con un suministro de fármacos a largo plazo, y haciendo mucho menos invasivo el tratamiento.

Fuente: noticiasdelaciencia.com

Comenta:

Comentarios

Categorías: Nanotecnología

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *