Print Friendly, PDF & Email

La administración pública no es una tarea sencilla, y requiere de una cuidadosa planeación. El Plan Nacional de Desarrollo (PND) es el documento rector mediante el cual el Gobierno marca las políticas públicas, objetivos y estrategias que seguirá durante el sexenio.

A finales de abril se presentó el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024, que abarca temas fundamentales como el combate a la corrupción y el rescate del campo, y grandes proyectos como el Tren Maya y el Corredor Interoceánico. Sin embargo, es preocupante que el apartado de Ciencia, Innovación y Tecnología (CTI) se limite al siguiente párrafo:

“El gobierno federal promoverá la investigación científica y tecnológica; apoyará a estudiantes y académicos con becas y otros estímulos en bien del conocimiento. El CONACYT coordinará el Plan Nacional para la Innovación en beneficio de la sociedad y del desarrollo nacional con la participación de universidades, pueblos, científicos y empresas”.

Si a principios de año celebramos la apertura al diálogo de esta nueva administración, ahora nos preguntamos en dónde se verán reflejadas las propuestas y estrategias presentadas en decenas de foros de CTI realizados a lo largo y ancho del país. Sería lamentable que las opiniones de cientos de expertos, científicos y académicos cayeran en saco roto, por lo que esperamos que dichas propuestas sean retomadas por este gobierno.

Cabe destacar que el actual PND consiste en dos documentos: uno de 64 páginas, y un importante Anexo XVIII-Bis de más de 200 páginas, publicado en la Gaceta Parlamentaria. El PND presentado al público tiene un lenguaje conciso y directo, pero carece de indicadores y estrategias claras de trabajo, cuestión que se subsana hasta cierto punto en el anexo.

Es aquí donde encontramos algunas propuestas referentes a CTI, específicamente en el objetivo 3.3, que señala diversas estrategias para: “Promover la innovación, la competencia, la integración en las cadenas de valor y la generación de un mayor valor agregado en todos los sectores productivos bajo un enfoque de sostenibilidad”.

Con esta notable excepción, el tema de CTI brilla por su ausencia, si bien al final del anexo se indica que las diferentes propuestas serán analizadas para la creación de programas derivados, como el próximo Programa Especial de Ciencia, Tecnología e Innovación (PECiTI), aún no publicado.

Desde esta columna creemos que el CTI es uno de los ejes indispensables para lograr la cuarta transformación, y sabemos que en esta nueva administración hay expertos y legisladores convencidos de esta misma idea.

Esperamos que en los próximos días los posicionamientos, estrategias y líneas de acción –incluyendo el impulso a CTI– se vean reflejados en un sólo documento que sea claro, completo y consistente, en beneficio de nuestro país y de toda la sociedad.

Fuente: El Sol de Zacatecas


0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *