Conocer la efectividad de las inmunoterapias. Ese es el objetivo último de un nuevo estudio, publicado en la revista Cell Reports, sobre el papel de la proteína PDL1 frente al cáncer. La inmunoterapia tiene como objetivo potenciar la actividad antitumoral del sistema inmunitario para terminar con la enfermedad o frenar su progresión.

Científicos del Centro de Investigación Biomédica Navarrabiomed han difundido recientemente los resultados de un estudio clave en la predicción de la efectividad de inmunoterapias. La investigación ha sido publicada en la revista Cell Reports.

La inmunoterapia tiene como objetivo potenciar la actividad antitumoral del sistema inmunitario para terminar con la enfermedad o frenar su progresión. David Escors, investigador responsable del Grupo de Inmunomodulación de Navarrabiomed, incide en que hay muchos tumores resistentes a inmunoterapia debido a mutaciones en diferentes rutas metabólicas de la célula cancerosa. Uno de estos casos son mutaciones en la vía de señalización del interferón.

El interferón es una molécula que es producida por los linfocitos del sistema inmunitario o bien es inyectada directamente en el paciente. Como función principal tiene eliminar la célula tumoral mediante la activación de una cascada de señalización dentro de la misma. Este mecanismo no era conocido en profundidad, y además se observaba que pacientes con mutaciones en esta vía eran resistentes a inmunoterapia.

Hay muchos tumores resistentes a inmunoterapia debido a mutaciones en diferentes rutas metabólicas de la célula cancerosa

En este sentido, el grupo ha descubierto que la expresión de la proteína PDL1 en la célula cancerosa tiene una relación directa con esta resistencia, ya que crea una barrera que actúa como línea de defensa directa del cáncer frente al tratamiento inhibiendo así la ruta del interferón y evitando que se desarrolle su efecto antitumoral.

Nueva línea de investigación

María Gato, primera firmante del artículo e investigadora predoctoral, destaca la relevancia de los hallazgos. “Hemos descubierto cuáles son los dominios funcionales de la proteína PDL1 necesarios para ejercer su función de protección del tumor frente al tratamiento contra interferón. También hemos conseguido caracterizar la ruta metabólica a través de la que se desarrolla la actividad antitumoral que las relaciona y cuáles son las mutaciones implicadas en la funcionalidad de dicha proteína”, señala la investigadora.

El estudio ha establecido para el grupo una nueva línea de investigación prioritaria en la que avanzarán con el objetivo de poder ofrecer la máxima información posible a los oncólogos en su práctica clínica. Además, consideran que ayudará a identificar aquellas mutaciones en PDL1 que predigan la eficacia terapéutica en cada paciente particular frente a un posible tratamiento con inmunoterapia.

La investigación se ha llevado a cabo durante 2016 y 2017 y en ella han colaborado el Servicio de Oncología Médica del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN), el Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) y el Grupo de Señalización en cáncer de Navarrabiomed. Asimismo también ha contado con participación internacional de profesionales de  la Universidad de Manchester y la Universidad de Bruselas. El trabajo se enmarca en la actividad científica del Instituto de Investigación Sanitaria de Navarra (IdiSNA).

Fuente: Navarrabiomed

Comenta:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *