El Vall d’Hebron Instituto de Oncología de Barcelona ha desarrollado el fármaco MSC-1, capaz de eliminar completamente los tumores y generar una ‘memoria inmune’ para evitar recaídas.

El Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO) ha desarrollado un nuevo fármaco, al que han llamado MSC-1, que evita que las células tumorales se expandan y causen metástasis o recaídas y que activa el sistema autoinmune para reducir el tumor.

La novedad es que este medicamento es capaz de bloquear LIF, una citoquina que está presente en muchos tumores y promueve la proliferación de las células madre tumorales. Asimismo, el MSC-1 también contribuye a desactivar la alarma del sistema inmune, pues induce la infiltración de las células T del sistema inmune en los tumores para atacarlos y eliminarlos.

Todos estos avances ya han sido demostrados en modelos animales y, tras haber superado todas las fases preclínicas con éxito, ya se ha empezado el primer ensayo clínico con 40 pacientes repartidos entre el Hospital Vall d’Hebron en Barcelona, el MSKCC en Nueva York y el Princess Margaret de Toronto.

El investigador y director del Programa de Investigación Preclínica y Traslacional del VHIO, Joan Seoane, ha dirigido el desarrollo de este nuevo fármaco gracias a que su equipo fue el primero en relacionar LIF con cáncer y demostrar que si lo bloqueaban se eliminaban las células madre tumorales previniendo la reaparición de los tumores.

Seoane ha declarado que están “muy orgullosos porque no hay muchos casos de un fármaco desarrollado en Barcelona que llegue a nivel de ensayo clínico internacional y en hospitales de este calibre, que son de los mejores del mundo”.

El oncólogo subraya la importancia del descubrimiento, ya que “este fármaco es capaz de eliminar completamente el tumor y generar una ‘memoria inmune’, que significa que el sistema ya está entrenado para evitar recaídas“.

El proyecto se encuentra en la primera fase del ensayo clínico, por lo que todavía faltan varios años hasta que este fármaco pueda llegar a todos los pacientes. Actualmente la investigación se centra en estudiar la eficacia del medicamento y cómo se puede combinar con otros fármacos.

De la misma manera, el director de la investigación señala que el MSC-1 no es válido para todos los tipos de cáncer, sino solo para aquellos que expresan un alto nivel de LIF, como los glioblastomas, el cáncer de páncreas, el de ovario, el de pulmón y el de próstata, que suelen ser los más agresivos y con peor pronóstico.

Fuente: TecnoXplora

Comenta:

Comentarios

Categorías: Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *