Los japoneses siempre lo han hecho, pero ¿sabes por qué se recomienda a los occidentales que se quiten los zapatos en casa?

El calzado se ha ido convirtiendo en un accesorio indispensable no sólo para vivir en un contexto urbano, sino también por las exigencias de la moda y las tendencias; los que están fuera de casa todo el día los tienen puestos durante muchas horas al día, pero te explicamos por qué es mejor quitarse los zapatos en casa, cuando regresas.

¿Por qué es mejor quitarse los zapatos en casa?

Bacterias.

Una primera razón para dejar los zapatos fuera de casa es la presencia de bacterias, que nos arriesgamos a meter en casa: según un estudio realizado por Charles Gerba de la Universidad de Arizona, en la parte exterior de un zapato podrían anidar más de 421 mil bacterias, entre ellas la escherichia coli que puede causar infecciones graves, la klebsiella pneumoniae, responsable de las principales enfermedades pulmonares, y la serratia ficaria, que puede causar importantes enfermedades oculares.

Pesticidas.

Los herbicidas y pesticidas usados en cualquier jardín de tu localidad también te los puedes llevar a tu casa en los zapatos, exponiéndonos a riesgos para tu salud. Aunque sea en bajas concentraciones, metales pesados como el plomo, pueden permanecer en tu casa durante mucho tiempo o de forma permanente.

Suciedad.

También es bastante lógico pensar que no dejar fuera de la casa los zapatos con los que has estado caminando todo el día puede aumentar la cantidad de suciedad en la casa, dejándola poco a poco en suelos y alfombras, por lo que limpiaremos más y usaremos más productos de limpieza. Además, las pequeñas piedras que podemos tener en las suelas pueden provocar ralladuras en el parquet y en las baldosas, favoreciendo también un mayor desgaste de las alfombras.

Ruido.

Para aquellos que viven en una comunidad, también deben tener en cuenta el ruido y las molestias que se pueden causar por los tacones al andar por el piso.

Relax y bienestar.

Por último, incluso se pueden dar razones puramente de bienestar y confort, que pueden llevarnos a preferir la ausencia de zapatos cuando estamos en casa: sobre una superficie limpia podemos permitirnos caminar descalzos o con calcetines antideslizantes por los efectos beneficiosos para nuestros pies. También es relajante deshacerse de tus zapatos cuando llegas a casa.

Incluso si vas como invitado, pregunta si puedes quitarte los zapatos al entrar, y si la casa tiene suelo de madera, será un placer caminar descalzo o con calcetines antideslizantes; de lo contrario, ponte zapatos limpios en cuanto entres.

Tanto los japoneses como los nórdicos han estado haciendo esto durante siglos, dejando sus zapatos fuera en una zona reservada para este fin a la entrada de las casas, incluso los orientales tienen diferentes zapatillas para diferentes zonas de su casa.

¿Cuántos microbios crees que hay en tus zapatillas?

Fuente: Ecoinventos

 

Comenta:

Comentarios

Categorías: Sociedad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *