No se debe satanizar el uso por niños y adolescentes de las nuevas tecnologías, pese a casos como las amenazas en redes sociales, porque se trata de una generación que es “nativa digital, y no podemos decirles ‘las tecnologías te van a echar a perder’”, expresó Ángel Díaz Barriga, experto en educación y profesor del Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Agregó que las nuevas tecnologías tienen grandes ventajas y potencialidades, pero también riesgos. Por ello, señaló, los adultos deben hacer un mayor esfuerzo por interactuar con el mundo digital en que se desenvuelven sus hijos.

Enfrentar los desafíos que representa en el aula y el hogar el uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), dijo, implica “no decirle a esta generación –que está naciendo con la revolución tecnológica– que su uso los va a echar a perder. El problema es cómo los adultos –a quienes nos cuesta mucho trabajo entender la habilidad de niños y jóvenes para acercarse a la tecnología– nos incorporamos para acompañarlos en la tecnología y orientarlos sobre qué es adecuado y qué no.

Tenemos que tratar de alcanzar, enfatizó, una actitud proactiva respecto de las tecnologías, pero no satanizarlas. Tienen un potencial de aprendizaje como nunca lo habíamos tenido; lo que pasa es que mi generación va a llegar a usarlas con un chip de primera generación, pero a la generación de los jóvenes maestros es la que le toca transformar la educación porque tiene un chip de cuarta o quinta generación, y debe darse cuenta de que sus alumnos van a llegar con uno de doceava.

Díaz Barriga enfatizó que si no pensamos que la escuela del mañana va a ser a una escuela con tecnologías, estamos arruinados, y destacó que México, desde la perspectiva pedagógica, no tiene un proyecto de tecnologías en el aula.

Recordó el caso de Enciclomedia, proyecto en el que “se gastó un dineral para tirarlo a la basura luego llegó Habilidades Digitales para Todos, y fue lo mismo. Llevamos tres años de este sexenio con tablets, y están en la basura. Ahora nos dicen que la estrategia es @prender 2.0, pero es absurdo que el sistema educativo no pueda tener un programa de uso de tecnologías en el aula, en el que los maestros irán aprendiendo, pero donde los alumnos están en su ambiente natural”.

Comenta:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *