post

Científicos de EEUU e Italia han construido un dispositivo de memoria cuántica que es aproximadamente 1.000 veces más pequeño que dispositivos similares, apto para ser instalado en un chip.

La comunidad científica trabaja constantemente para construir computadoras y redes cuánticas, y se han hecho avances en ambas áreas en los últimos años. Pero un factor inhibidor es la construcción de dispositivos de memoria cuántica.

Estos dispositivos se han construido, pero hasta ahora, han sido demasiado grandes para ponerse en un chip, un requisito para las aplicaciones prácticas. En este nuevo esfuerzo, los investigadores informan en Science del desarrollo de un dispositivo de memoria cuántica que no sólo es lo suficientemente pequeño para encajar en un chip, sino que también es capaz de recuperar datos bajo demanda.

El dispositivo es muy pequeño, aproximadamente 10 por 0,7 micrómetros y tiene una forma extraña, como una barra de caramelo Toblerone –larga y delgada con una forma triangular con muescas-, con espejos en cada extremo. Está hecho de ortovanadato de itrio con pequeñas cantidades de neodimio, que forman una cavidad. Estas cavidades a su vez tienen una cavidad de cristal que atrapa fotones individuales que codifican información de datos (cero, uno o ambos).

Para operar el dispositivo, los investigadores dispararon pulsos de láser, provocando que los fotones se ensamblaran en la ‘barra’, lo que los obligó a ser absorbidos; la configuración también provocó que los fotones emergieran después de 75 nanosegundos. Durante el período de tiempo en que los fotones fueron absorbidos, los investigadores dispararon pulsos láser duales para retrasar la reemergencia de los fotones durante 10 nanosegundos, lo que permitió la recuperación de datos bajo demanda. Durante el período de tiempo en que los fotones fueron retenidos, existieron como pulsos duales.

Para demostrar que el dispositivo estaba realmente almacenando información de datos, el equipo comparó la función de onda de los fotones tanto antes como después del almacenamiento y los encontró prácticamente sin cambios, lo que significa que todavía tenían su cero, uno o ambos estados, y que no habían sido destruidos, lo que significaba que el dispositivo era realmente un dispositivo de memoria cuántica.

Fuente: Europa Press

Comenta:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *