Más estética, más efectiva en costes y, ante todo, más eficiente. Así describe Solaria, empresa estadounidense especializada en tecnología solar, su nueva propuesta, PowerXT. Este nuevo panel solar diseñado completamente en negro alcanza una eficiencia del 19,4%. “Es uno de los más potentes del mercado para energía solar de uso residencial”, aseguran los fabricantes, que ponen en contraste ese resultado con el de los módulos solares convencionales, cuya eficiencia se queda en entre el 15 y el 17%.

Pero, ¿cómo se logra este avance? Fundamentalmente con un innovador proceso de corte y ensamblaje de las celdas solares gracias al que se elimina el espacio infrautilizado entre las mismas. “Esto se traduce en más potencia y más estética”, asegura la empresa. Para ello, en PowerXT se ha optado por prescindir de las barras colectoras que se suelen emplear para la interconexión de las células solares que, en estos módulos, se cortan y superponen además sin necesidad de soldadura para crear “una unidad muy potente y fiable”.

Con 25 años de garantía y una potencia máxima de 350 vatios, los módulos están especialmente diseñados para evitar pérdidas de energía y, así, lograr una mayor producción por metro cuadrado. De este modo, aseguran los fabricantes, esta solución a base de celdas monocristalinas de silicio permite ajustar al máximo tanto el número de paneles de una instalación solar doméstica, como los trabajos de colocación del sistema.

Además de por los anteriores resultados, la propuesta llama la atención por una apariencia en la que el negro es el dominante absoluto. Para que así sea, incluso las láminas y los bastidores del sistema optan por esta tonalidad, lo que crea un conjunto “de apariencia muy llamativa”. Y aunque esto no influya en el resultado de estos paneles, lo cierto es que suma en un momento en el que la estética gana peso en la industria para situarse entre los factores de compra decisivos. “La mayoría de nuestros clientes quiere algo realmente elegante para sus tejados”, asegura en esa línea Peggy Matson, distribuidora de soluciones solares en Sacramento.

Sin embargo, sobre otro de los aspectos que más influyen en la decisión de compra de este tipo de soluciones, el precio, Solaria mantiene la incógnita. En este sentido, por el momento hay que quedarse con las palabras de Matson en un comunicado oficial difundido por Solaria: “tiene un precio adecuado que nos permite hacer ofertas muy competitivas a los clientes que, con frecuencia, baten a las soluciones de la competencia en miles de dólares”.

Destacar entre el resto de soluciones que salpican el mercado es también una cuestión de capacidad de producción. Para garantizarla, los creadores de estos módulos acaban de recibir 23 millones de dólares en financiación. Con esta inyección de capital, Solaria no solo lanza una nueva propuesta para quienes quieran aprovechar la energía solar en sus viviendas, sino que se posiciona para multiplicar su producción. “Nos pone en el camino para extender nuestros módulos entre distribuidores y propietarios de viviendas alrededor del país e, incluso, de todo el mundo”, avanza Suvi Sharma, máximo responsable de esta empresa californiana.

Fuente: EcoInventos

Comenta:

Comentarios

Categorías: Tecnología

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *