Print Friendly, PDF & Email

A todos nos pasa: de repente, en un momento dado, nuestra conexión a internet va lenta, muy lenta, desesperadamente lenta. Tanto que nos viene una pregunta a la cabeza: ¿me estará robando alguien la conexión? Si la pérdida de velocidad ha sido puntual, la duda se esmufará, pero si se vuelve corriente no hará más que crecer.

Si tienes sospechas fundadas de que alguien está robando tu Wifi, esto es lo que puedes hacer. Si es un experto en ciberseguridad habrá poca cosa que pueda pararle, pero lo más seguro es que no lo sea, así que si cumples con estas medidas se lo pondrás mucho más difícil.

1.- Cambia la contraseña de la Wifi

Obvio, ¿verdad? Entra al portal de tu operador, donde seguramente puedas cambiar la contraseña que tengas actualmente y sustituirla por otra más segura (por favor, no optes por ‘1234’, cúrratelo un poquito más). Si tu vecino tiene cierta maña, esto no le echará para atrás, pero tendrás que seguir con los demás pasos.

2.- Cambia el nombre y ocúltala

Siguiendo con la configuración, haz que tu conexión Wifi no sea visible para las personas que estén cerca, incluso aunque no sepan la contraseña. Una vez ocultada de cara a otros, cámbiale también el nombre principal (que seguramente sea el que te venía por defecto con el router) y ponle otro. De este modo, tu vecino tendrá más difícil conectarse a tu Wifi una vez la hayas ocultado.

3.- Habilita y bloquea macs

Según el operador o el tipo de router que tengas, puedes habilitar que una serie de dispositivos sean los únicos con permiso para conectarse a tu Wifi. Busca la dirección MAC de tus dispositivos (ordenador, móvil…) e introdúcela. De este modo, solo ellos podrán conectarse. Seguramente no sepas la dirección MAC del dispositivo que te roba la Wifi, pero si hay suerte y la conoces, algunos operadores permiten hacer listas negras: incluye la MAC del dispositivo intruso y así podrás bloquear su posible accesso.

Esto tiene su reverso peligroso. Si tu vecino es experto en informática o en vulnerar conexiones, podría hacer un truco: usar un software para clonar la dirección MAC de tu ordenador o móvil para poder conectarse sin levantar sospechas. En ese caso, dependiendo de tu router y tu operador, podrías tener una alternativa: que busque el número de dispositivos físicos conectados y bloquee los que consideres necesarios.

4.- Cambia el acceso a tu router

Si tu vecino ha llegado tan lejos y saber robar una Wifi como Dios manda, es probable que tengas que extremar las precauciones. En ese caso, tras hacer todos los pasos anteriores, entra al portal de configuración de tu router y cambia la contraseña de acceso (que será distinta a la contraseña de la Wifi). De este modo, una vez hechos todos los cambios que te hemos ido contando, tendrá más difícil acceder a tu router para borrar las modificaciones que has ido haciendo.

Fuente: Tecnoxplora

Categorías: Tecnología

0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *