En febrero pasado, cuando comenzó la escalada de medidas de Trump contra Huawei, su fundador dijo: “La 5G no es una bomba atómica, sino algo que beneficia a la sociedad. No deberíamos ser el objetivo de EU sólo porque estemos delante de ellos en 5G”.  Releer la frase deja más preguntas que respuestas, por lo que vale la pena cuestionarse, ¿qué es la 5G? ¿Cómo es diferente a tecnologías anteriores? Y, ¿qué beneficios traerá a los usuarios?

La 5G se refiere a la quinta generación de tecnología celular para proveer acceso a banda ancha. Tiene un estándar para incrementar la velocidad y el volumen de información de las redes inalámbricas. Para lograrlo, se basa en un conjunto de microprocesadores con antenas que envían rápidamente paquetes de información entre ellos.

El espectro de la 5G abarca tres categorías principales de frecuencia. De acuerdo con la FCC, los 5G reconocidos y con licencia son:

  • Baja frecuencia: 600 MHz, 800 MHz y 900 MHz
  • Media frecuencia: 2.5 GHz, 3.5 GHz y 3.7-4.2GHz
  • Frecuencia milimétrica (o alta frecuencia): 24 GHz, 28 GHz, 37 GHz, 39 GHz y 47 GHz

De éstas, destaca por su efectividad la frecuencia milimétrica, que tiene gran capacidad para soportar ancho de banda, aunque es más sensible hacia variables externas y obstáculos físicos. Las bajas frecuencias tienen mejor uso en áreas extensas urbanas, concentraciones masivas y zonas rurales.

¿Cómo es diferente a las tecnologías previas?

Con la idea de aumentar la velocidad del procesamiento de datos, cada generación de tecnología móvil ha permitido una mejor señal de conexiones móviles. Además, le ha dado ventajas competitivas a los países que las dominaron, como podemos ver a continuación:

  • 1G (1979-1980s): Fue desarrollada en Japón y permitió la comunicación móvil de voz entre celulares.
  • 2G (1991-2000): Fue desarrollada en Finlandia y permitió la encriptación de mensajes, la habilitación del estándar GSM y el envío de mensajes SMS.
  • 3G (2001-2008): Fue ganada por Japón. Permitió telefonía de voz, acceso móvil a internet, video llamadas y transmisión de TV por celular.
  • 4G (2009-2018): Fue ganada por EU. Permitió telefonía de voz, acceso rápido a internet, servicios de videojuegos, TV de alta definición y 3D, así como videoconferencias de alta resolución.

Desde el desarrollo de la 3G, llegar a la siguiente generación de telefonía celular se convirtió en una carrera multipartita, donde los países que no ganaron se desmoralizaron y perdieron ventajas competitivas para sus industrias de telecomunicaciones.

Beneficios que traerá la 5G a los usuarios

En primer lugar, la 5G tiene una menor latencia que las generaciones anteriores, por lo que los dispositivos se tardarán menos tiempo en ejecutar una orden, además de que tendrían menos intermitencias visibles. En la práctica, las respuestas se verán casi instantáneamente, al grado que esto beneficiará enormemente a la aparición de vehículos autónomos, a aplicaciones de realidades virtual y aumentada sin interrupciones, así como a los dispositivos manejados a distancia como manos robóticas manejando bisturís.

En segundo lugar, los usuarios se verán favorecidos con rapidez, ya que el espectro alcanzará velocidades de entre 10 y 250 veces las actuales. En el caso de velocidades de 20 Gbits por segundo, la tecnología permitirá bajar una película en alta definición en segundos, ver televisión 8K, así como ver hologramas o a aplicaciones de realidad virtual.

La velocidad se verá impulsada por la tecnología full duplex, una serie de circuitos especializados que garantizan que los transmisores y dispositivos envíen y reciban datos en la misma frecuencia, sin interferir unos con otros.

Anteriormente se mencionaron los microprocesadores con antenas, lo cual lleva al tercer beneficio. Dichos dispositivos, del tamaño de una caja mediana y también conocidos como “células pequeñas”, contienen una tecnología conocida como “múltiple entrada, múltiple salida” —MIMO, por sus siglas en inglés—, que permite que las células trabajen paralelamente entre sí y densifiquen un área que tiene diferentes obstáculos físicos.

Este beneficio no solo abarca la densificación, sino también permite ampliar significativamente la cobertura espacial y el ancho de banda de toda la red inalámbrica, por lo que el cuarto beneficio es la cantidad de dispositivos y sensores conectados simultáneamente. De acuerdo con las especificaciones actuales, la 5G podría soportar unos 20 mil dispositivos conectados en apenas un área equivalente a un campo de fútbol, unas 100 veces la capacidad actual.

Sin embargo, ni esto es tan sorprendente como el cálculo de Cisco, que estima que para 2030 habrá 500 mil millones de dispositivos conectados a una red inalámbrica —unos 66 por cada habitante que hay en la Tierra al día de hoy—.

Los beneficios anteriores se redondean en el valor que traerá la 5G a la economía mundial, ya que creará millones de empleos y, de acuerdo con la Comisión Europea, tendrá ingresos equivalentes a 225 mil millones de euros para 2025, además de crear hasta 114 mil millones de euros en beneficios repartidos en las industrias automotriz, de la salud, de transporte y energía.

Igualmente, así como la 4G permitió la expansión de Facebook y YouTube, la ubicuidad y la nube, así como la aparición de Uber y Didi, la 5G permitirá el desarrollo de toda una nueva fauna de empresas que apenas nos podemos imaginar.

Con todo este valor económico, se entiende por qué Trump ha declarado la guerra por la supremacía tecnológica a Huawei —la empresa más dominante en 5G— y a China. Pero esto no es todo con respecto a la tecnología. En el siguiente texto, analizaré qué oportunidades puede traer la 5G para mejorar el estado del mundo.

Fuente: Forbes Mexico

Comenta:

Comentarios

Categorías: Tecnología 5G

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *