Print Friendly, PDF & Email

La idea es que una horda de navegantes de a pie controle todas y cada una de las acciones de una persona durante un par de horas (aunque la duración, en cierta medida, la decidirá también la audiencia), como si de una marioneta de carne y hueso dirigida por una inteligencia colectiva se tratara. Básicamente, el sueño de todo usuario de Forocoches o troll de internet en general.

El valiente que renunciará por un rato a su libre albedrío y se lo cederá a las masas será un actor, que tendrá que hacer todo lo que diga la gente a través de sus votos. Los usuarios podrán optar entre una serie de órdenes en la web del experimento; la que más apoyo tenga, será la que el sujeto controlado por la Red tendrá que ejecutar.

Se trata de un nuevo proyecto de los investigadores del MIT Media Lab que año tras año nos sorprenden con ideas locas e interesantes para Halloween. En 2017, crearon una inteligencia artificial, Shelley, que escribía relatos de terror. En 2016, otra inteligencia artificial, Nightmare Machine, se encargó de convertir fotos normales en imágenes macabras.

Pero este año han ido un paso más allá en su atrevimiento dejando en las manos de cualquiera el guion de la vida de un hombre, que se enmarcará, eso sí, en un trama de por sí aterradora. “El evento seguirá la historia de una inteligencia artificial maligna llamada Zookd, que accidentalmente ha sido liberada en la Red. Los usuarios de internet tendrán que coordinarse en masa para ayudar colectivamente al actor (que también es un personaje de la historia) a derrotar a Zookd. Si fallan, las consecuencias pueden ser desastrosas”, ha explicado Niccolò Pescetelli, uno de los padres de la idea e investigador del MIT Media Lab.

A juzgar por pasadas ocasiones en que se ha dejado algo importante en manos de la gente de internet, lo más probable es que dichas consecuencias desastrosas se produzcan. Pero es Halloween y tiene sentido. Además, los investigadores esperan que un proyecto como este, provocador y arriesgado, habrá un debate sobre la privacidad o la ética de las nuevas tecnologías. Eso seguro que lo consiguen.

Fuente: Tecnoxplora

Categorías: Sociedad

0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *