Print Friendly, PDF & Email

En 1972 llegó Pong, un juego que consistía en rebotar un pixel entre dos rectángulos, este juego es considerado el pionero de los videojuegos.

Desde entonces esta industria no sólo creció en valor, actualmente genera cerca de 120 mil millones de dólares al año en el mundo, también ha evolucionado en gráficas, modelos de juego y se han sumado nuevos competidores como Google o Apple a través de sus juegos vía streaming.

Lo que sigue parece ser impredecible, ya que varias empresas están trabajando en ofrecer experiencias inmersivas y más “reales” con mejores tecnologías.

EL CUERPO

Una startup, Teslasuit, quiere que los jugadores experimenten la realidad virtual en sus cuerpos. Para eso desarrolló un traje de cuerpo completo, llamado también Teslasuit, que es compatible con juegos de realidad virtual y aumentada.

Su objetivo es mejorar el movimiento, reflejos y permitir que el usuario “sienta” lo que pasa en el juego gracias al uso de tecnología háptica.

Como el traje es capaz de capturar los movimientos que realiza el usuario, también tiene aplicaciones en el ámbito médico para rehabilitaciones.

No es la única oferta de su tipo, la startup bHaptics también tiene un traje que ofrece las sensaciones del juego llamado Tactsuit. Está pensado para los juegos de disparos.

VUELVEN LAS ARCADES

Otra tendencia creciente, sobre todo en Asia, son los salones recreativos, pero enfocados en la realidad virtual.

La compañía VRLEO se está enfocando en el desarrollo de quioscos de autoservicio para videojuegos de realidad virtual.

Destacan porque son máquinas fáciles de usar y que ofrecen varias experiencias de juego como pueden ser de disparos, ciencia ficción, deportes y otros.

El jugador sólo debe acercarse, pagar, seguir las indicaciones para colocarse el casco y los controles, elegir el juego y disfrutarlo a lo máximo.

Actualmente los quioscos de VRLEO están operando en salones de China, Vietnam y Estados Unidos, y buscan nuevas expansiones.

A FUTURO

Otras empresas son más innovadoras como es el caso de NextMind.

Esta startup finlandesa desarrolló un sistema capaz de convertir la actividad neuronal en comandos digitales.

Se trata de una especie de diadema que se coloca en la cabeza y recibe las señales eléctricas creadas por la actividad neuronal.

Gracias a un programa de inteligencia artificial esas señales se convierten en comandos que van a la computadora.

Esto podría aplicarse en videojuegos en PC: el usuario solo necesitaría pensar en cómo se mueve el personaje.

También tiene otros usos: podría encender o apagar una luz inteligente, cambiar un canal de TV o controlar el refri.

Fuente: 

HACKER. (2020, 31 enero). ¿Cuál será la próxima evolución en los videojuegos? Recuperado 5 febrero, 2020, de https://www.dineroenimagen.com/hacker/cual-sera-la-proxima-evolucion-en-los-videojuegos/118941

Categorías: Videojuegos

0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *