Al triunfo de AMLO en las pasadas elecciones, la lucha se ha polarizado, conservadores vs los que están por un sentido social de la economía, el campo de batalla básicamente son las redes sociales, donde Marck Zuckerberg dueño de la triada: Facebook, Whatsapp e Instagram controla el 80% de los ingresos de todas las redes sociales en el mundo y en México no paga impuestos.

Los conservadores en el caso de México, se beneficiaron con un modelo corporativista trasnacional, favoreciendo el acceso de las grandes empresas trasnacionales en nuestra economía, desmantelando la empresa mixta y pública, propiciando su quiebra como Fertimex, Productora de semillas mejoradas, Dina, Cía. de Luz y Fuerza, y 500 empresas más;  según el Banco Mundial los sectores privatizados por decreto de 1989 fueron la industria siderúrgica, la banca, y ferrocarriles. El gobierno transfirió activos a particulares por 135 mil millones de dólares

El mercado del agua embotellada lo dominan Danone, Coca-Cola y PepsiCo con más del 60%, en alimentos industrializados, se identifican a las trasnacionales como Danone que procesa lácteos pero no tienen ni una sola vaca, explota a los pequeños productores de leche, como lo hace Nestlé quien también se apoya de los productores de café; Kellogg´s, Unilever, Coca-Cola y PepsiCo que se alimentan de la producción del limón mexicano; ni se diga de la mega banca extranjera, y las automotrices, todas ellas con altas tasas de rendimiento.

Si Pemex no fuera rentable nadie presionaría para privatizarla, las grandes trasnacionales se frotaron las manos para que el gobierno neoliberal la pusiera en quiebra, al grado de crear el ilícito huachicoleo para  descapitalizarla y así poderla vender a precio regalado.

Lo peor es la desigualdad generada por este modelo piramidal que fue deteriorando al salario hasta ser el más bajo en Latinoamérica, su equivalencia en dólares es de 5.2 dlls. por día, en tanto que en EU es de 56 a 80 dólares por día, una diferencia abismal; ha pero eso sí 17 Mexicanos acumulan 132  mil 500 millones de dólares, según Forbes.

Oxfam informa que 64 millones de personas participan tan solo en el 20% del ingreso nacional, pero 12 millones de personas concentran el 37%, ese es el tamaño de la desigualdad, el costo es tanto la delincuencia cotidiana y el crimen organizado, aún más millonarios que los ricos conocidos, como la descomposición social manifestada en homicidios, feminicidios e infanticidios, y los más de 40 mil desaparecidos.

Sí, el país quedo devastado, un gran panteón por las fosas clandestinas, estos son los resultados de una serie de gobiernos neoliberales que siguieron fielmente la razón de mercado o sea un gobierno corporativista trasnacional.

Los que nunca protestaron hoy lo hacen, y hasta se manifiestan contra iniciativas con sentido social, México vive una guerra económica civil interna, protagonizada por los neoliberales-corporativistas y por una corriente liberal que está construyendo una economía social, en condiciones de guerra económica, donde los pobres son primero, lo más importante es lograr que la población sobreviva en mejores condiciones, nuestro voto no es un cheque en blanco, pero negar el apoyo a la reconstrucción de nuestra economía es navegar entre la falta de conciencia y la traición a los mexicanos.

Reconstruir la economía en condiciones de adversidad por el capital, que solo apoya y da buenas calificaciones a lo que resulta rentable, si no es negocio no tiene razón de existir, es la lógica de la ganancia, la que aplica un gobierno corporativista, como lo vivimos en los últimos 30 años.

Nikola Tesla héroe de la energía libre, no logro su sueño de la transmisión inalámbrica de electricidad gratuita, lo que revolucionaría las comunicaciones y a toda la sociedad, pero no le fue posible, porque el financiero Jack Morgan, con quien ya tenía un contrato del 51% de propiedad de todas sus invenciones, vio que no sería negocio, por lo que le negó el financiamiento, no permitiéndole que alguien más lo financiara, aquí prevaleció la lógica de la ganancia ante el beneficio social. La razón de Estado se fundamenta en el beneficio social y la razón de mercado en la lógica de la ganancia. ¿Cual apoya usted?

Comenta:

Comentarios

Categorías: Artículo OTecH

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *