Print Friendly, PDF & Email

Pretextos no le faltan a Trump en su megalomanía por lograr la hegemonía mundial, a través del neoproteccionismo y la guerra fría tecnológica, que ha iniciado con China, este país se ha definido por la Inteligencia Artificial para lograr su desarrollo económico y con sus tres rutas de la seda, dominar el comercio mundial, dado que son cerca de 100 naciones que participarán en esos mega proyectos. Tendría la hegemonía tecnológica y de los mercados globales.

En un arranque de esquizofrenia y pleonexia (ambición por tener más) como lo describió Tucídides, en la guerra de Peloponeso y respaldándose en su llamada ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional, Trump, tomó como pretexto la migración, la cual desde su perspectiva, no ha sido detenida por el gobierno mexicano, por lo que anunció  subir los aranceles de manera escalonada del 5% al 25% en un periodo que comprende del 5 junio al 1º de octubre de este 2019, en todos los productos mexicanos que tienen como destino el mercado norteamericano.

Ante ello el Presidente López Obrador envío una carta marcando la postura de México ante la agresión económica de subir los aranceles, haciendo un llamado al diálogo, a la prudencia y a la responsabilidad, porque problemas como la migración requieren de la colaboración entre las naciones; Trump responde mediante twitter, agregando a lo de migración, el flujo de drogas y el crimen organizado; expresando que México se ha aprovechado de los EU, es hora de que finalmente hagan lo que tienen que hacer; postura que denota la intolerancia y la cerrazón dictatorial. Lo que hace prever que difícilmente dará marcha atrás a su certera agresión.

Los efectos negativos son tanto para la economía norteamericana como para la de México, por ello funcionarios de los EU como el Secretario del Tesoro Steven Mnuchin, el de comercio Robert Ligthizer y el Jefe del Consejo Nacional Económico Larry Kudlow, expresaron su preocupación por tales medidas porque podrían poner en jaque la firma del nuevo tratado económico trilateral, así como la desestabilización de los mercados de valores; además de ellos también fijaron su postura los legisladores de los dos partidos, como Chuck Grassley y Nancy Pelosi quien acusó a Trump de cultivar el caos en la frontera, así como diversos empresarios y el Vicepresidente de la Cámara de Comercio de los EU Neil Bradley, quién advirtió que tales medidas afectarán profundamente a la economía norteamericana, dado que vería incrementar los precios de muchos insumos que los mexicanos les abastecen.

Pero obviamente los más afectados son los mexicanos, ya se depreció el peso ante el dólar, lo cual significa que si bien nuestras exportaciones son más competitivas en los mercados internacionales, siempre y cuando haya quien las compre, también se incrementarán los precios de nuestras importaciones lo seguramente ampliará nuestro déficit comercial, que en periodo enero-abril de este 2019 sumó más de 446 millones de dólares.

El Banco de México manifestó que los impactos serían una mayor inflación y un menor crecimiento del PIB, el cual registró una disminución del -0.2% en el primer trimestre del 2019 respecto al 4º trimestre del 2018, pero anualizado registró un crecimiento del 0.1%, el rezago no se generó en los últimos 6 meses

El plan contingente para enfrentar esta situación no esperada, aunque ya Trump había dado una muestra con los aranceles del tomate, debe considerar la búsqueda de otros mercados, pero fundamentalmente instrumentar un programa urgente de desarrollo industrial, de tal forma que supere el ancestral rezago en la productividad de -0.3 en la Productividad Total de los Factores, para lo cual es imprescindible impulsar dos elementos fundamentales: la inversión efectiva, ya que ni el sector privado, ni el gobierno han invertido, mientras que la Inversión Extranjera Directa, si bien registró un monto de mas 31 mil millones de dólares durante 2018, solo el 37% fueron inversiones nuevas, lo demás fueron utilidades reinvertidas.

El factor estratégico es la transferencia tecnológica y de conocimientos, que implica impulsar la investigación aplicada, de no atenderse este ancestral rezago, difícilmente evitaremos la recesión que está ya en puerta. ¿no lo cree usted así?

 

Categorías: Artículo OTecH

0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *