Ya no hace falta padre: consiguen criar ratones sanos que solo tienen madres

Madre no hay más que una. O no. Investigadores de la Academia China de Ciencias han sido capaces de criar ratones sanos con dos madres y sin padre. Aunque este hito ya se consiguió hace más de una década, en este caso los investigadores han sido capaces de desarrollar crías perfectamente sanas y que incluso luego tuvieron su propia descendencia.

El nuevo estudio, que ha sido publicado en la revista Cell Stem Cell, analiza qué es lo que hace que sea tan difícil para los mamíferos del mismo sexo producir descendencia y sugiere que algunas de estas barreras se pueden superar utilizando células madre y edición genética dirigida.

“Nos interesaba entender por qué los mamíferos solo pueden reproducirse sexualmente, así que intentamos averiguar si se podrían producir ratones normales con dos progenitores femeninos, o incluso con dos progenitores masculinos”, asegura uno de los autores del estudio, el investigador Qi Zhou.

Reproducción uniparental

La reproducción uniparental está muy extendida entre los vertebrados inferiores. En concreto, la partenogénesis es relativamente habitual entre algunas especies de reptiles, peces y anfibios. Sin embargo, este tipo de reproducción no existe en mamíferos.

En la década de los 80, una serie de experimentos sugirieron para el correcto desarrollo de un embrión de mamífero es necesaria la presencia del ADN procedente de ambos progenitores, lo que implicaba la presencia de asimetrías genéticas.

Estas asimetrías genéticas entre los genomas parentales han dado lugar a lo que se conoce como teoría del conflicto genómico, según la cual, los genes con impronta paterna extraen nutrientes de la madre durante la gestación, mientras que los genes heredados de la madre contrarrestan este efecto. Es este equilibrio entre ambas aportaciones lo que permite que se desarrolle el embrión.

Sin embargo, las nuevas herramientas de edición genética permiten borrar algunas de estas improntas y conseguir así un equilibrio artificial que permitiría generar un embrión con dos progenitores del mismo sexo.

De esta forma, un equipo de científicos consiguió en 2004 criar ratones de dos madres. Sin embargo, en aquella ocasión los ratones generados todavía mostraban características defectuosas y el método utilizado era muy difícil de replicar.

Para producir sus ratones bimaternos sanos, los investigadores chinos han utilizado células madre embrionarias haploides, que son células que contienen la mitad del número normal de cromosomas y el ADN de un solo progenitor.

Los investigadores crearon los ratones con dos madres eliminando tres regiones correctas del genoma de las células haploides que contenían el ADN de una madre y los inyectaron en los óvulos de otro ratón hembra.

Gracias a esta técnica produjeron 29 ratones vivos a partir de 210 embriones. Según los investigadores, las crías estaban perfectamente sanas e incluso tuvieron su propia descendencia. Además, con una técnica similar también fueron capaces de criar ratones de dos padres, aunque éstos solo sobrevivieron un par de días.

Los investigadores señalan que todavía existen obstáculos para el uso de estos métodos en otros mamíferos, entre otras cosas porque los genes que dificultan la reproducción uniparental son únicos para cada especie. Sin embargo, esperan explorar estas técnicas en otros animales en un futuro. “Esta investigación nos muestra que es posible”, concluyen los autores del estudio.

Fuente: Tecnoxplora

Comenta:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *