Tener la posibilidad de hacer un pedido domiciliario por medio de la nevera, o que la temperatura de una casa se ajuste automáticamente al clima externo son sólo algunas de las bondades que desde hace más de cuatro años se vienen hablando sobre el Internet de las Cosas, y de cómo impactará la vida de la industria y consumidores.

Pero la oportunidad de negocio va mucho más allá de lo que pueda hacer una casa inteligente por los consumidores. La consultora Machina le ha puesto un beneficio económico concreto: “Para América Latina, hacia el año 2023, los ingresos por el Internet de las Cosas representarán 176 mil millones de dólares”.

El estimativo está en que 82 mil millones de dólares provendrán directamente de la aplicaciones de soluciones en Internet de las Cosas. Sin embargo, será la industria prestadora de servicios la que más se beneficie con el tema, pues los operadores que se motiven a ser generadores de planes para hogares o empresas estarían recibiendo cerca de 94 mil millones de dólares.

En la región se espera que el caso más representativo se dé en Brasil. La experta en el estudio de mercados McKinsey prevé que en algo menos de un año el mercado de este tipo de conectividad será de 50 mil millones de dólares, que se verán representados en el Producto Interno Bruto de esa nación.

Fuente: El Colombiano

Comenta:

Comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *