En el marco de la 7a edición del Congreso Latinoamericano de Telecomunicaciones, reguladores, regulados, representantes de plataformas digitales, fabricantes de equipo de red y de terminales, consultores, miembros de asociaciones internacionales, líderes de opinión y otros actores se dieron cita en Córdoba, Argentina para participar en el debate relacionado con el desarrollo eficiente del nuevo Entorno Digital. Entre los temas prioritarios: la planificación y disponibilidad de espectro para el despliegue de redes 5G, nuevos mecanismos de fondos de servicio universal, nuevas propuestas y análisis de casos de éxito utilizados para eliminar la Brecha Digital existente en Latinoamérica, despliegue masivo de fibra óptica y la participación de la industria satelital en el objetivo de conectividad en la región, en donde se han identificado aproximadamente cien millones de desconectados, de los cuales México aporta una proporción importante .

Claro que la orografía del territorio mexicano y la distribución de esa población hacen compleja la adopción de posibles soluciones, pero no olvidemos que en la región existen otros países que enfrentan la misma problemática, como Perú y Brasil que cuentan con zonas montañosas, costas y una porción muy grande de selva.

En este sentido, se presentaron en el Congreso dos iniciativas de naturaleza diversa para el despliegue de redes y conectividad, que bien merecen resaltarse:

La primera de ellas es la operación de la empresa privada denominada “Internet para Todos” que resulta de la sociedad conformada entre Telefónica Perú, Facebook, el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la cual opera bajo la figura de un Operador de Infraestructura Mayorista Rural contemplado en la legislación peruana y cuyo objetivo es lograr conectar a 6 millones de peruanos en zonas apartadas en un plazo de 3 años.

Para hacer realidad dicho proyecto, Telefónica cedió su infraestructura rural existente a la nueva empresa, mientras que Facebook aporta su experiencia en tecnologías digitales y el CAF y el BID aportan recursos para que la empresa pueda continuar el despliegue de infraestructura pasiva y activa en zonas rurales y de preferente interés social. Los servicios mayoristas de la empresa “Internet para Todos” pueden ser utilizados por cualquier operador móvil para prestar servicios en dichas zonas.

Asimismo, los operadores móviles pueden compartir el uso de su espectro con el Operador de Infraestructura Mayorista Rural para la operación de la red, lo que aunado al hecho de que la infraestructura que utiliza se encuentra optimizada para uso rural y que la empresa no tiene la estructura de costos de un operador móvil minorista, resulta en una disminución considerable de sus costos, permitiendo así la oferta de servicios a precios más asequibles en dichas regiones.

La empresa inició sus operaciones con el espectro de Telefónica el año pasado -siendo precisamente este operador móvil su primer cliente-, y a la fecha ya cuenta con 3 mil sitios instalados, lo cual brinda la posibilidad de conectar a 850 mil habitantes a la red de Telefónica, quien es su primer cliente. Sin embargo, se espera que se sumen otros operadores para contratar sus servicios y asegurar además la competencia en dichas zonas.

La segunda iniciativa, se refiere a la que está llevando a cabo la ANATEL (regulador del sector telecom en Brasil), en la que para ciertos casos de faltas o incumplimientos de los operadores a obligaciones contempladas en el marco normativo y regulatorio aplicable, ha optado por sustituir la imposición de sanciones económicas -que no aportan recursos ni valor a los objetivos de conectividad trazados por el país- por la imposición de obligaciones de hacer, consistentes en la realización de inversiones en despliegue de infraestructura para conectar nuevas poblaciones.

De acuerdo con la motivación del “paper” presentado por la ANATEL, del total de recursos que se debían recaudar por las sanciones económicas impuestas a operadores desde 2016, sólo ha podido cobrarse aproximadamente un 5% y nada ha regresado en fondos para apoyar la conectividad de la población.

Así, la ANATEL ahora ha decidido aprovechar una opción que la legislación le brindó y mediante la cual, en la única ocasión que la ha utilizado, resultó en conectividad 4G a 32 localidades anteriormente desconectadas, con CAPEX y OPEXa cargo del operador correspondiente, así como la total disponibilidad de la infraestructura instalada para compartición en caso de que otro operador tenga interés en ofrecer servicios en dichas localidades.

Definitivamente, no hay instructivo ni receta mágica para el problema de conectividad existente en la región, ni es responsabilidad exclusiva de los gobiernos la implementación de posibles soluciones. Más bien, de lo visto, puedo confirmar que existe el ánimo de los operadores para encontrar mecanismos de trabajo conjuntos y coordinados a través de soluciones eficientes (en recursos y en tiempo) para lograrlo. Así, los gobiernos deben asegurar condiciones regulatorias innovadoras que brinden opciones a los operadores para lograr una mayor conectividad y certeza jurídica. No dejar a nadie atrás en esta transformación digital, es responsabilidad de todos.

Fuente: Forbes 

Comenta:

Comentarios

Categorías: Tecnología

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *